Dietas mágicas, cuándo adelgazar se vuelve peligroso

Dietas mágicas, cuándo adelgazar se vuelve peligroso

Lo curioso de estas dietas mágicas es que a largo plazo se gana más peso del que en algún momento se ha perdido. En la mayoría de los casos se elimina agua en vez de grasa y al abandonar la dieta el efecto rebote hace que el peso inicial se recupere. Aquí, un recorrido por las dietas »express», dietas de moda y otras opciones tan milagrosas como peligrosas y engañosas.

Dietas mágicas, cuándo adelgazar se vuelve peligroso
imagen pexel

Dietas que »prometen» hacerte perder varios kilos en pocos días

Estas dietas son muy extremistas ya que proponen consumir solamente 600 calorías por día, mucho menos de lo que el cuerpo necesita para funcionar correctamente.

Dieta del astronauta

Esta dieta se basa en un desayuno de café o té con leche descremada, un almuerzo compuesto por un huevo duro y una ensalada de lechuga con una cena compuesta por un bife con ensalada. Promete una pérdida de peso de 3 kilos en 3 días, pero lo peligroso es que su bajo valor calórico debilita todo tu organismo.

Además estimula la pérdida de vitaminas y minerales esenciales para el organismo. El descenso de peso que se logra con esta dieta en todo caso será de igual modo pasajero.

La famosa dieta de la Clínica Mayo

Esta dieta se basa en la ingesta de uno o dos huevos duros, un pomelo y un té o café por la mañana, dos huevos duros acompañados de verduras de hoja o queso blanco dietético al mediodía y a la noche. Se baja de 6 a 7 kilos en 13 días.

Lo peligroso es que puede producir alteraciones cardíacas por la movilidad de grasa general y el bajo aporte de hidratos de carbono. Es una dieta desequilibrada, el exceso de proteínas puede ocasionar problemas hepáticos y renales, además esta dieta es imposible de seguir por lo que apenas se deje el plan, el apetito habitual reaparecerá y en menos de lo que canta un gallo se volverá a ganar peso.

Las dietas más drásticas

Las dietas más drásticas y peligrosas se basan en el ayuno o en el consumo de un solo tipo de alimento, estas son sumamente perjudiciales.

La dieta de la luna

Se bajan alrededor de 3 kg en tan sólo un día. Se basa en un ayuno de 25 horas regido por las fases lunares que supuestamente ayudan a descender de peso más fácilmente.

Está permitido ingerir de dos a tres litros de líquidos. Esta dieta es muy peligrosa ya que no contribuye una opción efectiva para bajar de peso, además provoca una carencia de nutrientes brusca por el bajo aporte de calorías. Además puede producir arritmias cardíacas, y tienen efecto rebote inmediato.

Las monodietas se basan en una propuesta similar en la que se consume un solo alimento, tomate, banana, manzana, etcétera. Estás dietas tienen los mismos riesgos que el ayuno.

La dieta todo integral

La dieta vegetariana equilibrada resulta sana, sin embargo, existen variantes que, como no tienen control profesional, pueden ser riesgosas.

Dieta macrobiótica

Esta dieta promete hacerte perder 2 kilos en tan sólo una semana. Se basa en el consumo exclusivo de hidratos de carbono integrales como arroz o pasta de este tipo. Lo peligroso de esta dieta es que es desequilibrada e incompleta.

Puede Conducir a la anemia por carencia de nutrientes. Puede ocasionar amenorrea es decir las faltas o suspensión de la menstruación por largos periodos de tiempo. Causa complicaciones gastrointestinales, contracturas, malestar general, intolerancia al frío y sequedad en la piel.

Dieta south beach

Esta dieta se divide en tres fases, durante la primera etapa, está permitido consumir carnes, y verduras. En la segunda etapa se agregan Harinas, almidones y azúcares. La tercera etapa de mantenimiento y se reducen las restricciones. Promete hacerte perder 2 kilos en el tiempo de una semana. Los autores de esta dieta aseguran que es un plan que se puede seguir siempre por que impulsa un cambio de hábito.

Lo cierto es que esta dieta también tiene sus riesgos ya que no aporta suficientes hidratos de carbono. Comenzada la segunda fase de adelgazamiento depende de la disminución del hambre. No puede sostenerse durante mucho tiempo.

Dieta de Beverly Hills

Esta es una de las dietas más extrañas, su garantía se basa en que, según afirman, la realizan los famosos. Aunque están de moda, no tiene ningún tipo de aval científico.

La dieta de Beverly Hills es un régimen rico en fibras crudas, a base de frutas durante una semana. Los peligros de la dieta son que puede producir diarrea y flatulencias, bajo aporte de vitaminas y minerales, su único efecto real es el diurético y no ayuda en nada a perder peso.

Dietas con exceso de proteínas

Su fundamento reside en que el hecho de que las proteínas producen mayor saciedad, se comería menos entre comidas y de este modo se evitaría engordar, pero la verdad es que el cuerpo humano necesita también otros nutrientes.

Dieta disociada

Esta se supone que te hace perder hasta 2 kilos en tan sólo una semana. Consiste el no realizar ciertas mezclas de alimentos, basándose en el supuesto de los hidratos de carbono requieren un medio ácido para su digestión y las proteínas un medio alcalino. En promedio se comen 30% de hidratos de carbono, proteínas lácteos y grasas además un 70% de frutas y verduras.

Los peligros en esta dieta son varios entre ellos el aumento del colesterol y los niveles de triglicéridos las fatigas y mareos por falta de hidratos de carbono y la deshidratación. Además favorece la pérdida de nutrientes esenciales, peligros de padecer problemas renales y por si fuera poco puede causar descalcificación ósea.

Dieta atkins

Esta dieta promete hacerte bajar hasta 4 kilos en tan sólo una semana. Se basa en un permitido frecuente y abundante de carnes y se restringen los hidratos de carbono. Después de dos semanas se pueden ir incorporando frutas a la alimentación. El ejercicio físico es casi obligatorio. Se prohíbe totalmente beber alcohol.

Esta dieta es peligrosa porque promueve una pérdida considerable de la glucosa necesaria para funciones musculares y cerebrales. Causa la disminución del rendimiento físico y mental. Al igual que la dieta proteica contribuye a desarrollar un estado de cetosis. Aumenta el colesterol malo, ocasiones déficit de minerales y vitaminas. Estimula la pérdida de líquidos y nunca de grasa.

Dieta proteica o cetogénica

Según esta dieta se pierde de 2 a 3 kilos en una semana. Se basa en consumir en forma irrestricta alimentos ricos en proteinas, como carnes, fiambres, huevos, quesos y lacteos, y en forma limitada verduras y frutas. No se pueden consumir en absoluto hidratos de carbono.

Esta dieta es peligrosa porque se entra en un estado de cetosis permanente que produce perdida de apetito y nauseas, dolor de cabeza, mareos, fatiga, deshidratacion e irritabilidad.

El exceso de proteinas produce una sustancia, la acetona, que queda en la sangre y puede provocar alteraciones de la circulacion y problemas cardiacos.

Se consumen en exceso grasas saturadas, lo cual aumenta el nivel de triglicéridos y colesterol. Favorecen la constipación por el bajo consumo de fibra. Produce halitosis.

Por que estas dietas NO son recomendables

Las dietas de moda no siguen los liniamientos cientificos del tratamiento de la obesidad, pueden llevar a carencias o excesos indeseables. Aunque aportan pocas calorias , ciertas dietas no son recomendables porque:

  • El descenso de peso que se produce es por perdida de agua, que se recupera al abandonar la dieta.
  • No ayudan a cambiar los hábitos alimentarios, lo cual resulta la única garantía valida a largo plazo.
  • Pueden producir hipotensión o hipoglucemia.
  • Cuando se prolongan por mas de una semana, implican serios riesgos para el organismo.
  • No son ni para todas las personas ni para todas las etapas de la vida.

Para que una dieta sea saludable, debe contar con la presencia de los tres grupos principales de nutrientes: hidratos de carbono, proteinas y grasas.

Esta formula constituye hasta el presente la modalidad terapéutica mas aceptada por las instituciones nacionales e internacionales.

Lo correcto seria no realizar ninguna dieta que posea menos de 1000 calorias diarias y no bajar mas de 4 kilos por mes, de lo contrario se corre el riesgo de perder masa muscular.

Una dieta correcta también debería cumplir con las cuatro leyes de alimentación: Calidad, cantidad, armonía y adecuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.