¿Que es un déficit calórico y como usarlo para perder peso?

¿Que es un déficit calórico y como usarlo para perder peso?

El déficit calórico se ha convertido en un término recurrente en el ámbito de la pérdida de peso y el acondicionamiento físico. Para muchas personas, alcanzar y mantener un peso saludable puede parecer un desafío abrumador. Sin embargo, comprender el concepto del déficit calórico y su importancia puede marcar la diferencia entre el éxito y la frustración en el camino hacia una transformación física duradera.

¿Qué es un déficit calórico?

 

Un déficit calórico es una situación en la cual se consume menos cantidad de calorías de las que el cuerpo necesita para mantener su peso actual. Se produce un desequilibrio energético, en el cual el cuerpo se ve obligado a utilizar sus reservas de grasa como fuente de energía para compensar la falta de calorías provenientes de los alimentos.

Para perder peso de manera efectiva, es necesario crear un déficit calórico sostenible a lo largo del tiempo. Esto implica consumir menos calorías a través de la dieta o aumentar el gasto calórico a través de la actividad física, o una combinación de ambos. Al crear este desequilibrio energético, el cuerpo recurre a las reservas de grasa almacenadas, lo que conduce a la pérdida de peso.

¿Cómo se calcula el déficit calórico?

 

El cálculo del déficit calórico se basa en determinar la cantidad de calorías que se deben consumir diariamente para crear un desequilibrio energético y promover la pérdida de peso. Aunque existen varias fórmulas y enfoques para calcularlo, aquí hay dos métodos comunes:

Tasa metabólica basal (TMB) y nivel de actividad física: La TMB representa la cantidad de calorías que el cuerpo necesita para mantener sus funciones básicas en reposo. Luego se multiplica la TMB por un factor que refleja el nivel de actividad física. Este factor puede variar desde 1.2 (sedentario) hasta 2.5 (muy activo). Al restar un déficit moderado de calorías (por ejemplo, 10-20% de la ingesta total) a esta cifra, se obtiene el déficit calórico diario.

Fórmula del gasto energético total (GET): Esta fórmula tiene en cuenta tanto el gasto energético en reposo (TMB) como la actividad física. El GET se calcula multiplicando la TMB por un factor que refleja el nivel de actividad física, similar al método anterior. A continuación, se resta el déficit calórico deseado para determinar la ingesta calórica diaria necesaria.

¿Cuántas calorías debo comer para crear un déficit calórico?

 

La cantidad de calorías que debes consumir para crear un déficit calórico dependerá de varios factores, como tu peso actual, altura, sexo, edad, nivel de actividad física y objetivos de pérdida de peso. No hay una respuesta única para todos, ya que cada persona es diferente.

Para determinar tu ingesta calórica diaria para crear un déficit, puedes seguir estos pasos generales:

 

Calcula tu tasa metabólica basal (TMB): La TMB es la cantidad de calorías que tu cuerpo necesita para mantener sus funciones básicas en reposo. Puedes utilizar fórmulas como la ecuación de Harris-Benedict o la fórmula Mifflin-St Jeor para estimar tu TMB.

Considera tu nivel de actividad física: Multiplica tu TMB por un factor que refleje tu nivel de actividad física. Este factor puede variar desde 1.2 (sedentario) hasta 2.5 (muy activo). Esto te dará una estimación del gasto energético total (GET).

Determina el déficit calórico: A partir del GET, puedes restar un déficit calórico diario para promover la pérdida de peso. Un déficit moderado suele ser del 10-20% de la ingesta calórica total.

Es importante tener en cuenta que la pérdida de peso saludable generalmente se sitúa en el rango de 0.5 a 1 kilogramo por semana. Para lograr esto, se recomienda un déficit de aproximadamente 500-1000 calorías por día, ya que 1 kilogramo de grasa equivale aproximadamente a 7700 calorías.

Es crucial consultar con un profesional de la salud o un nutricionista para obtener una evaluación más precisa y personalizada de tus necesidades calóricas y para asegurarte de que el déficit calórico sea seguro y adecuado para ti.

¿Cuánto tiempo tarda en verse resultados con un déficit calórico?

 

El tiempo que tarda en verse resultados con un déficit calórico puede variar de una persona a otra debido a diferentes factores, como el punto de partida, la composición corporal, el nivel de actividad física y la adherencia al plan de déficit calórico. Sin embargo, aquí hay algunos puntos clave a tener en cuenta:

  1. Pérdida de peso inicial: Por lo general, es posible observar una disminución en el peso corporal durante las primeras semanas de un déficit calórico. Esto se debe en gran medida a la pérdida de agua y glucógeno almacenados en el cuerpo. Esta fase inicial puede brindar un impulso motivacional, pero es importante recordar que la pérdida de peso sostenible a largo plazo puede ser más gradual.
  2. Ritmo de pérdida de peso: La pérdida de peso saludable y sostenible se encuentra en el rango de 0.5 a 1 kilogramo por semana. Sin embargo, esto puede variar según el individuo. Es posible que algunas personas pierdan peso más rápidamente al comienzo del déficit calórico y luego experimenten una disminución en la tasa de pérdida de peso a medida que su cuerpo se ajusta. Es importante tener expectativas realistas y centrarse en la progresión a largo plazo en lugar de resultados rápidos.
  3. Composición corporal: Además del peso corporal, es importante tener en cuenta los cambios en la composición corporal. Incluso si el peso no disminuye rápidamente, es posible que estés perdiendo grasa corporal y ganando masa muscular magra. La pérdida de grasa y el aumento de la masa muscular pueden conducir a una mejora en la apariencia física y a cambios positivos en la composición corporal, incluso si el peso en la balanza no muestra grandes cambios.

Recuerda que cada persona es única y los resultados pueden variar. Es importante mantener un enfoque a largo plazo, mantener hábitos saludables y estar comprometido/a con un déficit calórico sostenible y equilibrado. Si tienes alguna preocupación o deseas obtener una evaluación más precisa de tus resultados, siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud o un nutricionista.

Quizas te interese: Dietas mágicas, cuando adelgazar se vuelve peligroso.

¿Es seguro mantener un déficit calórico durante mucho tiempo?

 

Mantener un déficit calórico durante mucho tiempo puede tener beneficios y riesgos, y la seguridad puede depender de varios factores.

A corto plazo, un déficit calórico moderado y controlado puede ser seguro y efectivo para la pérdida de peso. Sin embargo, mantener un déficit calórico durante un período prolongado puede plantear algunos desafíos y riesgos potenciales.

Pérdida de masa muscular: Un déficit calórico prolongado puede provocar la pérdida de masa muscular junto con la grasa corporal. Esto puede ser problemático, ya que la masa muscular ayuda a mantener un metabolismo saludable y proporciona soporte para el cuerpo. Para mitigar esto, es importante asegurarse de tener una ingesta adecuada de proteínas y realizar ejercicios de fuerza para preservar la masa muscular.

Problemas de nutrientes: Si mantienes un déficit calórico durante mucho tiempo, es posible que no obtengas suficientes nutrientes esenciales para mantener una buena salud. Una dieta insuficiente en calorías puede llevar a deficiencias de vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes. Es fundamental garantizar una ingesta adecuada de alimentos nutritivos y considerar la posibilidad de suplementos vitamínicos si es necesario.

Efectos en el metabolismo: El cuerpo tiende a adaptarse a un déficit calórico prolongado reduciendo el metabolismo para conservar energía. Esto puede dificultar aún más la pérdida de peso a medida que tu cuerpo se vuelve más eficiente en el uso de las calorías que consumes. Además, cuando vuelves a una ingesta calórica normal después de un largo período de déficit, es posible que experimentes un aumento de peso rápido debido a los cambios metabólicos.

Efectos psicológicos: Mantener un déficit calórico durante mucho tiempo puede tener un impacto en tu bienestar emocional y mental. Puede provocar sentimientos de privación, falta de energía, irritabilidad y obsesión por la comida. Estos factores pueden afectar negativamente tu relación con la comida y tu calidad de vida en general.

En resumen, mantener un déficit calórico durante mucho tiempo puede tener riesgos potenciales para la salud y el bienestar. Siempre es recomendable buscar el asesoramiento de un profesional de la salud, como un dietista o nutricionista, para que te ayude a diseñar un plan alimentario adecuado a tus necesidades individuales y objetivos de salud.

¿Qué ocurre en el cuerpo cuando estás en déficit calórico?

 

A continuación, se describen algunos de los efectos que ocurren en el cuerpo durante un déficit calórico:

Pérdida de peso: El déficit calórico lleva a la pérdida de peso, ya que el cuerpo recurre a sus reservas de energía almacenadas, como la grasa corporal, para obtener la energía que necesita. Esto puede resultar en una disminución de la masa grasa y, en algunos casos, también puede haber una pérdida de masa muscular.

Metabolismo más lento: El cuerpo tiene la capacidad de adaptarse a un déficit calórico disminuyendo la tasa metabólica, lo que significa que quema menos calorías en reposo. Esto sucede para conservar energía y proteger al cuerpo de la inanición. Como resultado, puede volverse más difícil perder peso a medida que el déficit calórico continúa, ya que el cuerpo se adapta y quema menos calorías.

Pérdida de masa muscular: Durante un déficit calórico, el cuerpo no solo utiliza la grasa corporal como fuente de energía, sino que también puede recurrir a los tejidos musculares. Si el déficit calórico es demasiado pronunciado o se prolonga durante mucho tiempo, puede haber una pérdida significativa de masa muscular. Para minimizar la pérdida de masa muscular durante un déficit calórico, es importante mantener una ingesta adecuada de proteínas y realizar ejercicio de fuerza.

Cambios hormonales: El déficit calórico puede afectar los niveles de varias hormonas en el cuerpo. Por ejemplo, los niveles de leptina, una hormona que regula el apetito y el gasto energético, pueden disminuir durante el déficit calórico, lo que puede aumentar la sensación de hambre. Además, los niveles de hormonas tiroideas pueden disminuir, lo que puede reducir el metabolismo y la quema de calorías.

Es importante destacar que un déficit calórico moderado y bien equilibrado, combinado con una alimentación saludable y ejercicio regular, puede ser una estrategia efectiva para perder peso.

¿Cuáles son los beneficios de mantener un déficit calórico?

Mantener un déficit calórico controlado y equilibrado puede tener varios beneficios para la salud y el bienestar. A continuación, se mencionan algunos de los beneficios potenciales de mantener un déficit calórico adecuado:

Pérdida de peso: El principal beneficio de mantener un déficit calórico es la pérdida de peso. Si consumes menos calorías de las que quemas, tu cuerpo recurrirá a las reservas de energía almacenadas, como la grasa corporal, lo que resultará en una reducción de peso.

Reducción de grasa corporal: Un déficit calórico controlado puede ayudar a reducir la grasa corporal, especialmente si se combina con una alimentación saludable y ejercicio físico regular. La pérdida de grasa puede tener beneficios para la salud, como la disminución del riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y otras afecciones relacionadas con el exceso de grasa corporal.

Mejora de la composición corporal: Al mantener un déficit calórico y combinarlo con entrenamiento de fuerza adecuado, es posible minimizar la pérdida de masa muscular y favorecer la retención de masa magra. Esto puede conducir a una mejora en la composición corporal, es decir, a una mayor proporción de masa muscular en comparación con la grasa corporal.

Control de la glucosa en sangre: El déficit calórico y la pérdida de peso pueden ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y el control de la glucosa en sangre, lo que es especialmente beneficioso para las personas con diabetes o riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Beneficios psicológicos: Lograr y mantener un déficit calórico puede tener efectos positivos en el bienestar psicológico. Algunas personas experimentan una sensación de logro y satisfacción al alcanzar sus objetivos de pérdida de peso. Sin embargo, es importante mantener una actitud equilibrada y evitar extremos o restricciones excesivas, ya que pueden tener un impacto negativo en la salud mental como mencionamos mas arriba.

¿Puedo perder peso sin crear un déficit calórico?

 

En teoría, es posible perder peso sin crear un déficit calórico, pero en la práctica es extremadamente difícil y poco probable. La pérdida de peso está directamente relacionada con el equilibrio energético, que se refiere a la relación entre la energía consumida a través de los alimentos y la energía gastada por el cuerpo.

Para perder peso, generalmente se requiere un déficit calórico, lo que significa que debes consumir menos calorías de las que quemas. Esto obliga al cuerpo a utilizar sus reservas de energía almacenadas, como la grasa corporal, para cubrir la diferencia y así lograr la pérdida de peso.

Existen algunas teorías que sugieren que ciertos factores metabólicos o hormonales podrían influir en la pérdida de peso sin un déficit calórico, pero hasta el momento no hay evidencia científica sólida que respalde estas afirmaciones.

Es importante tener en cuenta que la pérdida de peso saludable implica más que solo reducir las calorías. Una alimentación equilibrada y nutritiva, combinada con ejercicio regular, es fundamental para promover la salud general y lograr una pérdida de peso sostenible.

¿Es posible ganar músculo mientras se mantiene un déficit calórico?

 

Es posible mantener o incluso ganar cierta cantidad de masa muscular durante un déficit calórico, especialmente en personas que son principiantes en el entrenamiento con pesas o en aquellos que tienen un porcentaje de grasa corporal más alto.

Sin embargo, esto es más desafiante a medida que aumenta la restricción calórica y se vuelve más difícil a medida que se avanza en el entrenamiento. La pérdida de grasa y la ganancia muscular pueden ocurrir simultáneamente, pero a un ritmo más lento en comparación con un superávit calórico. Es importante mantener una ingesta adecuada de proteínas, realizar ejercicio de fuerza y asegurar un déficit calórico moderado para minimizar la pérdida de masa muscular.

Te puede gustar: Aceite de toronja, 11 beneficios para la salud y la belleza

¿Qué alimentos son bajos en calorías y adecuados para un déficit calórico?

 

Alimentos bajos en calorías y adecuados para un déficit calórico:

Verduras sin almidón: Verduras como espinacas, lechuga, brócoli, col rizada, pepinos y pimientos son muy bajas en calorías y ricas en nutrientes. Puedes consumirlas en grandes cantidades para sentirte lleno sin agregar muchas calorías.

Frutas bajas en azúcar: Algunas frutas como fresas, arándanos, melón, sandía y manzanas son bajas en calorías y pueden ser una opción refrescante y nutritiva.

Proteínas magras: Incluye alimentos ricos en proteínas magras como pechuga de pollo, pavo, pescado blanco, claras de huevo, yogur griego bajo en grasa, tofu y tempeh. La proteína ayuda a mantener la saciedad y preservar la masa muscular durante el déficit calórico.

Legumbres: Las legumbres, como los frijoles, las lentejas y los garbanzos, son ricas en proteínas, fibra y nutrientes, y pueden ser una buena opción para agregar volumen a las comidas sin añadir muchas calorías.

Cereales integrales: Opta por cereales integrales como avena, arroz integral, quinoa y trigo sarraceno. Son ricos en fibra y nutrientes, lo que ayuda a mantener la saciedad.

Lácteos bajos en grasa: Elige opciones lácteas bajas en grasa como leche desnatada, yogur bajo en grasa o queso cottage. Estos alimentos proporcionan proteínas y calcio sin agregar muchas calorías.

Fuentes de grasas saludables: Incluye grasas saludables en tu dieta, como aguacate, nueces, semillas de chía, aceite de oliva y pescados grasos como el salmón. Estas grasas son densas en calorías, pero proporcionan beneficios nutricionales y ayudan a mantener la saciedad.

¿Cuáles son los errores comunes al intentar crear un déficit calórico?

 

Restricción extrema: Adoptar una restricción calórica excesiva y demasiado drástica puede ser contraproducente. Es importante crear un déficit moderado y sostenible para evitar efectos negativos en el metabolismo y la salud en general.

Ignorar la calidad de los alimentos: Enfocarse solo en contar calorías y descuidar la calidad de los alimentos puede llevar a deficiencias nutricionales. Es esencial priorizar alimentos nutritivos y equilibrados para garantizar que el cuerpo reciba los nutrientes necesarios.

No prestar atención a las porciones: Incluso si consumes alimentos saludables, es importante controlar las porciones para asegurarte de no exceder tu ingesta calórica. Un exceso de porciones puede sabotear tus esfuerzos para crear un déficit calórico.

No considerar el equilibrio entre macronutrientes: Asegurarte de obtener una adecuada proporción de proteínas, carbohidratos y grasas es esencial para mantener la saciedad, la energía y preservar la masa muscular durante el déficit calórico.

No tener en cuenta los factores individuales: Cada persona es única y tiene diferentes necesidades calóricas y metabolismo. Ignorar tus propias características y requerimientos puede llevar a resultados subóptimos o dificultades para mantener el déficit calórico a largo plazo.

¿Cómo puedo aumentar mi metabolismo mientras estoy en déficit calórico?

 

Aquí tienes algunas formas de aumentar tu metabolismo mientras estás en déficit calórico:

Entrenamiento de fuerza: El ejercicio de resistencia, como levantar pesas, ayuda a aumentar la masa muscular, lo que a su vez incrementa el metabolismo basal. Incluye ejercicios de fuerza en tu rutina para mantener la masa muscular durante el déficit calórico.

Actividad física regular: Además del entrenamiento de fuerza, incorpora actividad física regular en tu día a día. Caminar, andar en bicicleta o realizar cualquier actividad que aumente tu gasto calórico total puede contribuir a un metabolismo más activo.

Comer lo suficiente: Aunque estés en déficit calórico, asegúrate de no reducir demasiado tu ingesta calórica. Una restricción excesiva puede ralentizar tu metabolismo. Mantén un déficit moderado y equilibrado para evitar que el cuerpo se adapte y disminuya el gasto calórico.

Consumir suficiente proteína: La proteína tiene un efecto térmico mayor en comparación con los carbohidratos y las grasas, lo que significa que tu cuerpo quema más calorías al digerirla. Además, ayuda a preservar la masa muscular durante el déficit calórico. Asegúrate de incluir fuentes de proteína en cada comida.

No saltarse comidas: Saltarse comidas puede ralentizar tu metabolismo. Consume comidas regulares y equilibradas a lo largo del día para mantener tu metabolismo activo y evitar que el cuerpo entre en modo de conservación de energía.

¿Cuánto ejercicio debo hacer mientras estoy en déficit calórico?

 

La cantidad de ejercicio que debes hacer mientras estás en déficit calórico puede variar según tus objetivos, nivel de condición física y disponibilidad de tiempo. Sin embargo, se recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa por semana, junto con ejercicios de fuerza dos o más días a la semana. Esto puede incluir caminar rápido, correr, andar en bicicleta, nadar o participar en clases de ejercicio.

Adaptar la duración e intensidad del ejercicio según tus capacidades y preferencias es importante para mantener la adherencia y evitar lesiones. Es recomendable buscar el asesoramiento de un profesional de la salud o un entrenador personal para obtener una orientación más específica y personalizada.

¿Es mejor hacer cardio o levantar pesas en un déficit calórico?

 

Es beneficioso combinar tanto el cardio como el entrenamiento de fuerza durante un déficit calórico. El cardio ayuda a quemar calorías y mejorar la salud cardiovascular, mientras que el levantamiento de pesas ayuda a preservar la masa muscular y mantener un metabolismo activo. Una combinación equilibrada de ambos puede ser más efectiva para maximizar la pérdida de grasa y mantener una composición corporal saludable durante el déficit calórico.

Esperamos que este articulo te haya ayudado a informarte y acalarar tus dudas sobre el déficit calorico, si fue de ayuda para ti no dudes en copartirlo con tus amigos.