decorar paredes

Decorar paredes: Que tener en cuenta antes de empezar.

Decorar paredes: Que tener en cuenta antes de empezar. Las paredes constituyen el marco en el que se desarrolla tu vida cotidiana. Lo que hagas con ellas puede influir en el ambiente general de la casa; por eso merecen que se les dedique una especial atención al elegir la forma de decorarlas y que la decoración propiamente dicha se lleve a cabo con todo esmero.

decorar las paredes

Estrategias para una buena decoración en las paredes

Para empezar, examinar Atentamente cada una de las habitaciones y decime qué es lo que te interesa realzar o disimular.

Sí, por ejemplo, una habitación presenta un saliente poco atractivo o un hueco que la afea, considera la posibilidad de empapelarla con papel pintado con dibujos pequeños.

El motivo del papel desviará la atención hacia sí, haciendo que las irregularidades de la pared pasen inadvertidos con más facilidad.

Si por el contrario la pared presenta algún nicho u otra particularidad interesante, puedes realizarlo empapelando o pintando el resto de la habitación de un color sólido que haga juego con el papel.

¿El salón y el comedor están separados por una bella arcada? pinta una de las dos habitaciones de un color intenso que ofrezca un fuerte contraste con el fin de realizar la forma del arco.

Del mismo modo puedes hacer resaltar una bella moldura del techo o alrededor de las puertas y ventanas, pintándola de un color que contraste con el resto de la pared.

Para realzar el antesonado de una puerta, pinta los cuarterones igualmente con un tono de contraste.

Según el color la habitación se verá más grande más pequeña o más cálida.

decorar las paredes 2

En las habitaciones estrechas y alargadas, conviene pintar una de las paredes de los extremos con un color intenso, empapelar la con un dibujo atrevido o revestirla de madera oscura.

Con ello se consigue dar impresión de que la pared en cuestión está más cerca, contrarrestando de este modo la sensación de estrechez y alargamientos que produce la estancia.

Piensa que los colores pálidos y las superficies suaves producen un efecto relajante. En cambio los púrpura, marrón oscuro, negro y azul medianoche, son colores energéticos que realzan las paredes.

Para que estos colores no resulten opresivos, puede pintarse el techo y la obra de carpintería de blanco o marfil y elegir muebles que armonicen con el color de la pared.

Se puede conseguir que una habitación parezca más grande pintando las paredes de un color claro.

Del mismo modo, una habitación oscura resulta más clara pintando la de un color cálido, como amarillo o naranja, por ejemplo, o también usando el blanco en grandes dosis con ligeros toques de otros colores para darle realce.

Revestimiento de madera

El revestimiento de madera hace que una habitación resulta especialmente cálida. Al elegir un color, sobre todo si es para las paredes, recuerda que es una superficie amplia parecerá más vivo que en una pequeña muestra; por lo tanto, escoge un matiz ligeramente más claro o más apagado que aquel que deseas ver en tus paredes.

Si tu habitación ya está amueblada

¿ya tienes la habitación alfombrada y parcial o totalmente amueblada? llévate unas muestras de color cuando vayas a comprar la pintura o el papel pintado.

Si fuese posible llevar un trozo grande de moqueta o tejido o, mejor aún, llévate a casa muestra de pintura o papel pintado y examina las en la habitación, comparándolas con la decoración existente. Observa los colores con la luz natural y artificial, respectivamente.

No te preocupes si los tonos no armonizan a la perfección; las ligeras diferencias de matiz entre los diversos materiales son inevitables y, por otra parte, presta cierto encanto a la pieza.

El preguntarte cuál será el color más apropiado para tus paredes, ten presente que existe una gran variedad de dibujos y revestimientos. La gama es más variada de lo que parece.

Azulejos losetas y ceramicas.

Además de la pintura y el papel pintado puede elegir entre varios tipos de tejidos; azulejos y losetas; cómo los de cerámica, corcho y materias sintéticas; madera y ladrillo.

Hay Incluso un tipo de pintura que da un acabado con aspecto de estuco, pero antes de utilizarla tienes que estar completamente segura de que te gusta y de qué no vas a cambiar de opinión en mucho tiempo.

decorar  las paredes

La pintura

Si te decides por la pintura tendrás que elegir entre varios tipos, en la pinturería encontrarás varias clases de pintura, barnices y esmaltes.

Cuando se trata de decorar grandes superficies, es aconsejable elegir entre dos únicos tipos fundamentales de pintura: Las que se disuelve en agua (látex y o acrílica) y la que precisas disolvente (al óleo y alquídica).

La pintura alquídica no discurre con tanta fluidez ni están cubriendo como la pintura al óleo; además, se necesita aguarrás o algún disolvente especial para diluirla y para limpiar las manchas.

A los principiantes se le recomienda utilizar pinturas solubles en agua, ya que ofrecen varias ventajas: Secan rápidamente, no se notan los brochazos me quedan surcos, son casi completamente inodoras, las salpicaduras pueden limpiarse con un paño húmedo, y las brochas y rodillos, así como el propio pintor, puede lavarse con agua y jabón.

Para calcular la cantidad de pintura que necesitas, primero debes conocer con exactitud las medidas de la habitación, sin olvidar el interior de los armarios.

Mide la altura y la anchura de cada una de las paredes y multiplica ambas dimensiones para averiguar el número de metros cuadrados que tiene cada pared.

Luego suma las superficies de las paredes y del interior de los armarios así obtenidas para hallar la superficie total y pintar.

A continuación calcula por el mismo procedimiento de la superficie de las ventanas y reduce las de la superficie total.

En los botes se indica el número de metros cuadrados se pueden cubrirse con la pintura que contiene. No olvides comprar un poco más por si acaso.

Comentar con Facebook

Deja un comentario