ventana con poca intimidad

¿Qué hacer con una ventana con poca intimidad?

¿Qué hacer con una ventana con poca intimidad? Que da a la calle, vecino o es muy pequeña. Estas ventanas que dan al patio del vecino, a la ventana del mismo, o directamente a la vereda de la calle, son ventanas fuera de lo corriente, pero existen, y muchas veces no sabemos qué hacer con ellas, porque por un lado queremos aprovechar la luz del día que entra pero necesitamos nuestra intimidad, y al estar descubiertas, esto es lo que menos tenemos y nos sentimos incómodos.

dar privacidad a una ventana

A veces una ventana plantea ciertos problemas, puede que resulte muy pequeña en comparación con la pared, o que se encuentre situada a la mitad del recorrido de una escalera y de a un callejón, por ejemplo. El problema podría consistir también en como decorar la ventana de un sótano que se va a transformar en habitación de recreo. Siempre hay una solución atractiva para cada ventana.

Ventanas en pasillos, escaleras, descansos o que no tienen buena vista.

Una ventana pequeña, situada en un pasillo o en una escalera, por ejemplo, puede transformarse en un elemento alegre y desenfadado, o muy decorativo.

Dar intimidad a la ventana con estantes y plantas

Si la profundidad del hueco lo permite, puedes colocar dos o tres estantes de vidrio y adornos con estatuillas, plantas o caracolas.

ventana

Pintar el vidrio

También existe un tipo especial de pintura para vidrio, en varios colores; sin embargo, a menos que tengas plena confianza en tus dotes artísticas, lo más prudente es que compres una hoja de vidrio y traces en ella el dibujo en lugar de hacerlo directamente en el vidrio de la ventana.

El vidrio jaspeado

El vidrio jaspeado también es una buena opción para dar privacidad sin perder la luz del día, permite tapar, de modo igualmente satisfactorio, cualquier vista desagradable.

Cuando el problema es una ventana muy pequeña

Se puede conseguir que una ventana parezca más ancha instalando un carril más ancho que la ventana y colocando cortinas opacas o translúcidas de dos hojas. Al descorrer las cortinas, hay que hacer que el borde de cada hoja coincida con el marco de la ventana. De este modo dará la impresión de que la ventana continua por detrás de la cortina.

Asimismo es posible conseguir que una ventana parezca más alta instalando el carril por encima del marco y cubriendo el espacio libre entre ambos con un cabezal o galería; o mejor aún, colocando una decorativa barra de madera o latón y cortinas de doble hoja recogidas.

Las ventanas pequeñas o situadas en el sótano

Las ventanas pequeñas situadas cerca del techo de un sótano resultan más atractivas adornándolas con cortinas cortas de dibujos y colores claros. Las cortinas pueden ir colocadas en la barra o carril, o al estilo de las cortinillas de café, con festones invertidos en la parte superior.

Comentar con Facebook

Deja un comentario