¿Padrastros en los dedos? Causas y cuidados.

Por insignificantes que sean, pueden ser dolorosos: esos pedacitos de piel dura en el dedo que se pegan a la ropa. Seguro que todo el mundo lo ha padecido. Pero pocos son los que saben por qué brotan y qué se puede hacer para remediarlo, sin correr el riesgo de terminar con una cutícula inflamada y aún más dolor. En este artículo, aprenderá los conceptos básicos sobre las causas y qué hacer con los padrastros.

¿Qué son los Padrastros?

Mucha gente piensa que la espiga es un trozo de uña que se ha desprendido, pero es un trozo de cutícula que se ha endurecido al secarse. Es una piel dura que se desprende de la uña cuando crece.

 

Causas de los Padrastros

1. Piel seca: Los picos aparecen, entre otras cosas, cuando las cutículas están demasiado secas. La cutícula se rompe y sale un pequeño trozo. La piel seca puede deberse a las condiciones climáticas (suelen aparecer en invierno), pero también hay ciertos comportamientos que favorecen la sequedad. Por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia y hacer las tareas del hogar puede dañar la piel y las uñas.

El cuidado inadecuado de las uñas también puede acentuar el problema. Evita los quitaesmaltes que contengan acetona, ya que tienen un fuerte efecto secante.

 

2. Morderse las uñas: Otra razón para los padrastros es morderse las uñas. De hecho, las cutículas también se lesionan masivamente en este caso.

Bajo ningún concepto debes tirar de un padrastro, ya que lastimarás aún más las cutículas. Además, las bacterias pueden entrar en la herida y causar inflamación. Para pieles pequeñas, suele bastar con esperar a que las uñas crezcan solas. Mientras tanto, cuida tus manos intensamente aplicando aceite de vitamina E u otro aceite para uñas. Para evitar que la punta se enganche constantemente en la ropa, puede cubrirla con una venda.

 

Consejos para quitar los padrastros.

Si desea eliminar un padrastro, haga lo siguiente:

Remoja el dedo afectado en agua tibia.
Luego retírelo suavemente con unos alicates limpios.
Aplicar una crema antibacteriana o antiinflamatoria en la zona afectada.
Atención: ten mucho cuidado al cortarlas para no irritar aún más las cutículas. Minimice la piel tanto como sea posible para que ya no se adhiera a la ropa y similares.

 

Cómo prevenirlos

Aplica regularmente la crema en tus manos.
Use aceite adicional para el área de la uña si es necesario.
Utilice guantes para la limpieza.
Use jabones suaves para lavarse las manos.
Con un palito de naranjo o un empujador de cutículas puedes empujarlas hacia atrás y evitar que crezcan en la uña.

Ahora tendrás las uñas más bonitas, las manos más suaves y evitarás dolores e inflamaciones. ¡Cuida bien tus manos!