Cómo maquillar diferentes tipos de ojos

Cómo maquillar diferentes tipos de ojos

Ya habiendo hablado en el anterior post sobre las cejas, el día de hoy nos vamos a centrar en los ojos. Habiendo unificado e iluminado nuestro rostro, disimulado sus defectos y exaltando sus virtudes con los correctores, la base el rubor, empezaremos a ocuparnos de lo más restallante, expresivo y sutil que posee nuestra cara: los ojos.

No todos los ojos son iguales ni se pueden maquillar de la misma manera, ya que crearían efectos muy distintos a los que estamos buscando.

Por esto, como en todos los artículos de maquillaje anteriores, es preciso primero determina que tipo de ojos poseemos, para poder darles el realce que los expertos recomiendan en cada caso.

Los ojos normales.

maquillar ojos normales

Si tenemos lo que podemos llamar ojos normales, esto es: ni demasiado chicos, ni demasiado juntos, ni demasiado grandes, ni demasiado prominentes, no tenemos gran necesidad de maquillaje corrector, aunque este puede servirnos para delimitar mejor los contornos y, en todo caso, borrar los signos de cansancio que pueden sombrear la parte de abajo.

  1. En este caso empezaremos por aplicar una sombra clara sobre todo el parpado; para dar profundidad a la mirada.
  2. Luego añadiremos sombra oscura en la mitad exterior de este, llevándola ligeramente hacia arriba, sin llegar a las cejas. Esto le da un toque de misterio y profundidad.
  3. Posteriormente delinearemos sutilmente si es para un maquillaje de día y más enfáticamente si se trata de un arreglo para fiesta o noche con un lápiz negro en el borde interior de las pestañas inferiores.
  4. Terminaremos esta operación aplicando tres capas de rimel negro o marrón (según nuestro tono de piel y ojos), comenzando desde en inicio de las pestañas hasta afuera.

Los ojos demasiado chicos.

ojos pequeños

Si tenemos este tipo de ojos, podemos fácilmente resaltarlos con la ayuda de un buen delineador, porque esta técnica permite agrandarlos si se aplica sutilmente separando del borde de las pestañas por medio de una linea fina tanto en el parpado superior como en el inferior, pero comenzando solamente desde la mitad del ojo.

Utilizaremos un toquesito de lápiz blanco en el borde interior de las pestañas inferiores para abrir los ojos y aplicaremos sombra mas oscuras (marrón, gris o verde oscuro) en la mitad externa del parpado, también esfumando hacia la ceja y hacia afuera.

Los ojos caídos.

ojos caidos 2

 

Si tenemos este estilo de ojos, que poseen la comisura externa hacia abajo y da una expresión de tristeza a la mirada, debemos:

Usar sombras en tonos intermedios (gris ahumado, marrón cobre o azul grisáceo) únicamente de la mitad del párpado hacia arriba, dejando limpia el área restante. Usaremos el color elegido para rellenar el párpado por medio de una sombra pegada a las pestañas y suavizando con la yema de los dedos, siempre en dirección ascendente, hasta cubrir el ángulo externo del ojo.

Terminaremos aplicando dos o tres capas de máscara para pestañas.

Para realzar este tipo de ojos podemos usar pestañas postizas; si usamos las pestañas de tira, recortaremos los extremos; y si preferimos las de ramito, las colocaremos en el centro del párpado para levantar la mirada.

Si nuestras cejas se ven caídas, debemos hacerlas más rectas para equilibrar los ojos; normalmente esto se consigue eliminando algunos de ellos bajo el arco y en los extremos…

Los ojos redondos.

ojos redondos

Aunque al natural son muy atractivos, porque dan sensación de frescura y vitalidad, podemos alargarlo si queremos dar un toque de misterio y sensualidad la mirada:

Esto lo conseguiremos aplicando la sombra en líneas relativamente rectas, empezando desde el centro del párpado, con un corrector suave que iremos esfumando.

Las sombras (que pueden ser en dos tonos complementarios), las aplicaremos del mismo modo.

Completaremos aplicando dos o tres capas de máscara para pestañas acentuando el extremo de las pestañas (podemos reforzar el efecto con un manojito de pestañas postizas)

Los ojos prominentes o saltones.

ojos prominentes

 

Si tenemos este tipo de ojos debe tener en cuenta tres aspectos importantes:

  • El globo ocular es muy prominente.
  • La parte móvil del párpado es demasiado grande.
  • La parte fija del párpado es muy pequeña.

Por esto debemos evitar totalmente las sombras aperladas nacaradas y los tonos claros, pues atraen la atención y destacan desfavorablemente el área. Los colores oscuros y opacos, en cambio, minimizan la zona en qué se aplican. Entonces:

Esparciremos un tono oscuro en todo el párpado, recordando que los tonos oscuros »achican» las zonas donde son aplicados.

Enfatizaremos luego la línea del párpado utilizando una sombra azul oscura, marrón o negra, dependiendo del tono de la piel.

La difuminamos para que pase desapercibida pero logré el efecto de definir mejor el párpado.

No utilizaremos pestañas postizas de ninguna clase a menos que tengamos los ojos caídos en el extremo; si es así, puede usar las pestañas de ramita pero solamente del centro hacia fuera.

Cómo truco adicional, podemos dar un ligero toque bajo las cejas con una sombra un poco más clara pero nunca blanca ni perlada.

Los ojos separados.

ojos separados

A veces este tipo de rostro posee mayor misterio y exotismo. Pero si lo consideramos un defecto que hay que disimular, lo que debemos tratar de hacer es balancear el espacio que existe entre los ojos y el puente de la nariz.

Esto se logra aplicando en ángulo recto y de manera ascendente una sombra de tono oscuro desde el borde interno del párpado pegado al puente de la nariz; iremos aclarando la zona hacia dónde termina la ceja.

La sombra se debe extender igualmente bajo las pestañas inferiores, acentuándola en el centro.

Para destacar la mirada por medio del delineador, dibujaremos una línea finita de la mitad del ojo hacia adentro, llevándola hasta la esquina interna y suavizando el trazo en el lagrimal, para no remarcar las líneas en exceso.

En cuanto a la máscara para pestañas, se debe aplicar a lo largo de todas las pestañas haciendo énfasis en el centro para levantar y destacar esta área.

Nunca depilaremos las cejas que se acercan al entrecejo: Es más, hasta es conveniente destacar un poquito con lápiz esta zona, porque un entrecejo más poblado tiende a acercar los ojos.

Los ojos juntos.

ojos juntos
Patry Jordan para Elle

Si nuestros ojos corresponden a esta clasificación, evitaremos los tonos oscuros cerca de la nariz, porque tienden a achicar los espacios. Y además:

El maquillaje debe empezar con la aplicación de una sombra clara, no nacarada, en la zona del párpado pegado a la nariz, de la mitad hacia adentro, y una más oscura, de la mitad hacia afuera.

Con este mismo tono oscuro enfatizaremos la línea del párpado pero sin llegar al extremo interno.

Luego prolongaremos la sombra por fuera del ojo hasta debajo de las pestañas inferiores, realzando de la mitad hacia afuera.

Es importante aplicar la máscara para pestañas destacando la mitad externa del ojo para llamar la atención hacia esta área.

Para separar más los ojos eliminaremos algunos vellos del comienzo de las cejas; esto les dará mayor amplitud; si las cejas son extremadamente cortas, completaremos el arco con un poquito de lápiz delineador del color de nuestras cejas o un poquito de sombra marrón o café oscuro diluida, aplicando con un pincelito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.