9 Actitudes tóxicas que no son normales en una relación

Actitudes tóxicas de una relación que esta terminando

El Amor; ese sentimiento tan bello y romantizado, sinónimo de felicidad y romance también puede traernos sufrimiento, ya que él no es el único responsable del éxito de la relación. Además de eso, la relación también depende de la admiración que tengamos por el otro, por el carácter y las cualidades y también por la forma en que me siento amado y completo.

Los problemas comienzan cuando estas ideas dejan de existir y cuando me doy cuenta de que el otro ya no está completo. Es sentirse solo e incomprendido incluso acompañado, la conocida soledad para dos. ¿Será esta la razón por la que muchas relaciones terminan, aunque todavía hay amor?

Los momentos de crisis siempre existirán y se superan porque a pesar de los problemas, todavía hay admiración, respeto y plenitud de ambos lados. En estos casos, es más probable que la relación sea rescatada, ya que los problemas se pueden hablar y ajustar para que todo vuelva a ser como antes.

Pero entonces, ¿cómo saber si es un momento de crisis o si la relación ha terminado? Vea las señales que pueden ayudarlo a identificar el final de una relación.

9 Actitudes tóxicas que no son normales en una relación

 

1. Falta de acuerdo.

Con el paso del tiempo y la convivencia, nos damos cuenta de que ya no caminamos lado a lado, falta de armonía con la pareja y la sensación es la de caminar en direcciones opuestas.

2. Falta de planes comunes

Tener metas y objetivos comunes es un punto fuerte para la unión de la pareja. Cuando los planes ya no encajan y cada uno empieza a pensar individualmente, vale la pena revisar la relación.

3. Dificultad para el diálogo.

Una dificultad común para muchas parejas es poder hablar sobre cualquier tema. En tiempos de crisis no solo hay dificultad, sino también interés en intentar hablar. Cuando la relación llegó a su fin, ya no hay ningún deseo de intentar ni interés en querer escuchar al otro.

4. Visión negativa de la pareja.

Cuando una relación termina, es difícil ver cosas positivas en la otra persona o alabarla. Por lo tanto, tendemos a criticar y a irritarnos por todo lo que hace el otro.

5. Falta de admiración y reconocimiento.

Estos son los puntos más importantes que indican el final, ya que en una relación buscamos aceptación, comprensión, importancia y reconocimiento recíproco. Queremos admirar y ser admirados, es esta reciprocidad la que alimenta las relaciones.

estas son las principales cosas que pueden romper tu relacion

¿Qué hacer cuando eso suceda?

La relación terminó, ¿ahora qué? ¿Cómo salir de una relación que terminó? Consulte el paso a paso para terminar la relación y reequilibrar emocionalmente después del final:

Reconoce el problema

La fase previa a cualquier separación es siempre muy delicada, ya que siempre tenemos una resistencia a ver que las cosas no van bien y que quizás no sea solo una crisis. El primer paso es reconocer que hay un problema que afrontar.

Acepta que ha llegado a su fin

La aceptación es una fase de reflexión y tristeza, ya que está marcada por el análisis de toda la historia, sentimientos de «podría funcionar», «podría haberlo hecho» y muchos momentos de culpa. Pero si una relación ha terminado, depende de los dos aceptar el pasado y mirar hacia el futuro para seguir adelante con sus vidas. Cuando todavía amas y admiras a tu pareja, pero no eres recíproco, puede ser más difícil de aceptar, pero piensa que te mereces a alguien que también te ame y te haga feliz.

Superar los miedos

Mirar hacia el futuro puede ser angustioso porque suele venir acompañado de incertidumbres y pensamientos negativos. Todos nuestros traumas, inseguridades y sentimientos de soledad y abandono que habíamos olvidado durante mucho tiempo regresan para perseguirnos como fantasmas, haciéndonos tener miedo de empezar de nuevo.

Rescatar la autoestima

Nunca es tarde para ser feliz, la vida nos da todas las oportunidades para seguir adelante en busca de lo que queremos y tenemos la capacidad y los recursos para hacerlo. Con eso en mente, piense que una experiencia negativa no anula todo lo bueno que tiene y hace.

Piensa en positivo

Aunque el proceso de separación es muy complicado, quizás este sea el paso principal para que ambos vuelvan a ser felices. Fuimos hechos para ser realizados, y para eso debemos vivir, buscando siempre lo mejor para nuestra vida.

Mantener la armonía con el otro

Cuando la pareja tiene hijos, es muy importante mantener el respeto, para que la relación sea cordial y educada. Es muy estresante para un niño vivir en un entorno conflictivo y con reglas diferentes. Por lo tanto, no pongas a tus hijos en medio del conflicto y habla con respeto entre ellos sobre las reglas y límites para que sean iguales.

Diseñando el futuro

Tener proyectos de vida y metas por alcanzar ayuda a superar momentos de tristeza, vacío y tendencia a la depresión. Nada mejor que proyectar el futuro para dejar atrás el pasado.

Dejar una relación puede ser muy difícil , pero mas difícil es decirle adiós a uno mismo y a la propia felicidad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.