4 reglas de oro para ser más respetado por los demás.

4 reglas de oro para ser más respetado por los demás.

Todos podemos ganarnos más respeto de nuestros amigos, familiares y compañeros de trabajo simplemente adoptando una postura diferente. Mira estas 4 técnicas que me ayudaron (y mucho) en la vida:

  1. Sostener la mirada:

¿No te gusta mirar a la gente a los ojos mientras hablas? Mirar hacia otro lado cada minuto es señal de inseguridad. Y desafortunadamente, la gente no suele respetar a los inseguros porque no están seguros de lo que dicen.

Solo recuerda: ¿has visto las miradas de los luchadores en el UFC? Además de las muecas, mirar a los ojos demuestra confianza en uno mismo y ausencia de miedo.

Por supuesto, si miras a una persona como los luchadores de la UFC, te verás, como mínimo, loco. El ejemplo es solo para ilustrar el poder del “ojo a ojo” en las relaciones humanas.

También es natural apartar la mirada en una conversación para recordar un hecho, pensar o parpadear. La intención no es incomodar al interlocutor: lo ideal es mantener la mirada lo más natural posible.

2. Escucha atentamente a las personas.

Este debe ser el hábito más importante e igualmente difícil, después de todo, pocos de nosotros realmente escuchamos a la gente. Hay 3 tipos de personas en la vida:

Los que no escuchan a nadie, interrumpen y quieren tener la palabra solo para ellos. La mayoría de la gente es así.

Los que escuchan superficialmente, sin intención real de comprender al otro, sino sólo de responder y rebatir.

Y el tipo más raro: Los que escuchan con la intención de comprender. No necesitan estar de acuerdo con lo que se dice, pero realmente tratan de entender el punto de vista de la otra persona y, debido a que tienen este entendimiento, responden con inteligencia.

Escuchar y comprender lo que dice el otro de forma natural te hará más respetado por la razón obvia de que tienes conversaciones o discusiones más productivas. Pero también hay otro factor oculto en esta acción: todos tenemos un ego y cuando no somos escuchados, nos sentimos heridos. Las personas que escuchan atentamente preservan nuestros sentimientos y nos hacen más comprensivos con ellos y sus puntos de vista.

3. Haz las cosas que te parezcan correctas, no para complacer a los demás

Actuar siempre tratando de complacer a los demás también pasa la inseguridad y destruye el respeto a la larga. Las personas sienten tus incertidumbres y se acostumbran mal, esperan que cedas en todo momento y se olvidan de respetar tu punto de vista:

Si necesitas agradar a todos, estarás dispuesto a ceder ante cualquier cosa, en cualquier momento, y no obtendrás nada.
Margaret Thatcher

No te estoy diciendo que ignores totalmente las opiniones o los deseos de los demás. Lo mejor es evaluar los argumentos de los demás y sólo ceder si encuentra sentido lógico en lo que se pregunta/dice, nunca por miedo a desagradar. Mantenerse firme en sus principios puede crear una situación incómoda en el momento presente, pero desarrolla respeto a largo plazo.

4. Recuerda: las relaciones son dinámicas.

Otro factor que genera inseguridad, estrés y actitudes irreflexivas es el miedo a decir/hacer una tontería, creando el improductivo pensamiento “¿qué pensará el otro de mí?”.

Recuerda que las relaciones son dinámicas, siempre están cambiando. Las personas están más preocupadas por sí mismas, por sus errores y problemas que por ti. Hoy están molestos porque les negaste algo pero mañana es un nuevo día y la mayoría de las ofensas terminan perdiéndose en el tiempo.

Si cometiste un error, trata de arreglarlo o compensarlo, pero no te tortures con eso, relájate. Estar sereno transmite confianza, que es la clave para el respeto de los demás.

¿Te gustó? ¡Deja un comentario a continuación! Tu opinión es muy importante para nosotros y hace posible editar temas cada vez más enfocados a tus intereses.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.