mascarilla de papa y manzanilla para rejuvenecer la piel

Rostro Joven: Cómo hacer mascarilla de manzanilla y papa

Si estás buscando alguna receta casera o mascarilla natural para rejuvenecer el rostro, hidratar e iluminar el cutis, necesitas probar esta mascarilla de manzanilla y papa.

Esta mascarilla hidratará tu piel en profundidad al mismo tiempo que le aportará una luminosidad natural característica de las pieles jóvenes, la cual se pierde con el pasar del tiempo, los malos hábitos o el poco descanso. Con este tratamiento tu piel se verá fresca, limpia, hidratada, luminosa y joven. A continuación vamos a ver como se hace y cual es la manera correcta de utilizarla.

Es inevitable que con el paso del tiempo se comiencen a notar las líneas de expresión y señales de cansancio y estrés en nuestro rostro, pero no todas queremos utilizar productos que contengan químicos en nuestra piel y preferimos buscar otras alternativas más naturales. Si eres de las mías y te gusta probar los tratamientos naturales, ésta mascarilla seguro te gustará.

Mascarilla para rejuvenecer el rostro a base de manzanilla y papa

La mezcla de estos dos ingredientes es una combinación perfecta, mientras que la mascarilla aporta frescura a tu piel, atenúa manchas y trata las señales de cansancio, la papa hidrata en profundidad gracias a la gran cantidad de agua que posee. Además todos sabemos que la piel envejece más rápido y se ve opaca y sin vida por culpa de las células muertas y los radicales libres, la manzanilla los combate y además actúa como un excelente antiséptico.

Ingredientes:

  • 1 papa limpia sin cáscara
  • 10 gramos o una cucharada de manzanilla (también puedes usar un saco de té de manzanilla)
  • 1 vaso de agua

Preparación:

  1. Cepilla la papa para eliminar cualquier residuo de tierra, luego retira la cáscara y pásala por un rallador.
  2. Por otra parte remoja la manzanilla en el vaso de agua caliente, como si quisieras preparar una infusión o té.
  3. Una vez que tengas lista la infusión, debes mezclar la ralladura de papa con ésta. Escurre el líquido para que quede una pasta que puedas usar de mascarilla.

Como usar:

  1. Lava muy bien tu rostro.
  2. Aplica la mascarilla sobre tu rostro limpio y seco evitando la zona de los ojos, puedes aplicar en cuello y escote también si así lo deseas.
  3. Deja que la mascarilla actúe por 20 minutos, luego retirar enjuagando con agua tibia.

Notarás que tu rosto se siente automáticamente más fresco y rozagante. Si lo deseas puedes repetir la mascarilla dos o tres veces por semana. ¿Te animas a hacer la mascarilla y luego vuelves a contarnos como te fue? Si te gusto este artículo no olvides compatirlo.

Comentar con Facebook

Deja un comentario